Con la potencia de los smartphones y tablets actuales es totalmente factible el convertirlos en estaciones de trabajo totalmente funcionales con las que realizar la mayoría de actividades que haríamos en un equipo de sobremesa. Os enumeramos una serie de programas con los que convertir vuestro dispositivo portable en un PC de bolsillo, así como algunos consejos a nivel de hardware para conectarles ratones, teclados e incluso visualizar su pantalla en un televisor o monitor externo.

Hardware

Los teclados táctiles nos pueden sacar de un apuro a la hora de escribir un correo o mensaje corto, pero no para utilizarlos de forma más intensiva. Existen varios métodos para conectar un teclado externo, siendo lo más cómodo el conectar uno bluetooth. Existen muchísimos modelos, y en caso de conectarlo a un tablet hay fundas que lo integran, asemejándolo a un ordenador portátil. De hecho, el teclado para el tablet Surface de Microsoft bebe de esta filosofía.

La otra opción es utilizar el cable mini-USB incluido en la mayoría de dispositivos Android con un adaptador a USB para conectar físicamente el teclado o ratón en cuestión. El único requisito es que nuestro aparato disponga de una conexión USB On the Go (OTG), que no es más que una extensión USB que provee al aparato que conectamos la electricidad necesaria para funcionar, normalmente de 5V. El cable conversor en sí no es nada caro, y se puede encontrar en tiendas fácilmente.

Si no dispone nuestro equipo de dicha funcionalidad, tendremos que conectar al cable en cuestión un HUB o multiplicador USB, de forma que en un conector enchufaremos el teclado o elemento de hardware en cuestión y en el otro una alimentación de corriente.

Usb Puertos Conectar

Fuente: El Android Libre

Pero vamos más allá. Muchos smartphones y tablets disponen de un conector mini-HDMI, de forma que utilizando un coversor adecuado podemos conectarlo a un monitor o pantalla de televisión. Esto, unido al antes mencionado teclado y ratón hacen que podamos utilizar todos los periféricos que utilizamos normalmente en equipos de sobremesa. ¡Misión cumplida!

Aplicaciones indispensables para trabajar en el móvil

  • Un explorador de archivos: Si vamos a trabajar con nuestro móvil y utilizarlo para almacenar y leer intensivamente documentos, vamos a necesitar de un programa para navegar a través de su árbol de carpetas. Anteriormente ya enumeramos cinco de los mejores exploradores de archivos para Android, que además permitirán asociar directamente programas
  • Una suite ofimática: Desde que QuickOffice fue adquirido por Google y distribuido de forma gratuita, es el referente en su campo. Con él, podremos leer y crear documentos de texto, hojas de cálculo y presentaciones.
  • Un servicio de almacenamiento de archivos en la nube: Ya sabemos cuales son que parten el bacalao en este ámbito, DropBox, SkyDrive y Google Drive, aunque sin duda, por capacidad de integración, es este último el que proporciona mejores resultados. Sin ir más lejos, es el complemento ideal para el mencionado QuickOffice, pudiendo ver y editar documentos directamente desde su ubicación remota.
  • Un editor de imágenes: Una de las alternativas más utilizadas es Pixlr Express, del que ya mencionamos sus bondades anteriormente como versátil y completísima herramienta de retoque de imágenes. Otra alternativa con herramientas más parecidas a las proporcionadas por el software de dibujo en sobremesa es PicsArt, que ofrece la posibilidad de dibujar “a mano”.
  • Reproductor de vídeo: Si hemos conectado el tablet al televisor, será una bendición del cielo el usar algún reproductor de vídeo que lo aguante todo, ya que las posibilidades son infinitas. Imaginad un smartphone conectado al televisor a través del Micro-HDMI ejecutando el XBMC y a su vez con un disco duro externo enganchado por micro-USB. ¡Un potentísimo Media Center que cabe en el bolsillo! Si somos más clásicos y queremos una interfaz menos vanguardista, siempre podemos recurrir al infalible VLC.

Aún así, si somos unos clasistas y no queremos abandonar nuestro bien amado sistema operativo Windows, siempre podemos traérnoslo a nuestro dispositivo a través de algún software de streaming. Precisamente hablamos hace no mucho de las dos mejores alternativas para ello, Splashtop Remote y TeamViewer. ¡Ya no hay excusas!

7 Comentarios

  1. Yo uso Complete Linux Installer, con una imagen de Ubuntu 12.04, y Jump como cliente VNC para acceder a esa imagen. Así se puede tener una verdadera y completa suite ofimática (Libreoffice), un navegador web de escritorio full (Firefox) y el resto de aplicaciones de Ubuntu más muchas que podemos instalar como en cualquier Ubuntu. De esa manera, y con los accesorios descriptos en el artículo, sí que se tiene un buen sistema de escritorio. No es Windows 7/8.1 pero se defiende.

  2. Ah, además a veces reemplazo el monitor por una buena lupa de 10 cm de diámetro con soporte, se vé bastante bien y toma sentido eso de la resolución de pantalla que supera lo que podemos percibir. Se puede usar la imagen bien pequeña para que entre en el ancho de la pantalla, la lupa lo agranda suficiente como para ver bien y la alta resolución permite que se formen bien las letras e imágenes y puedan aprovecharse. Como traga bastante batería, me compré una de esas de viaje y asunto arreglado. Teclado Verbatim plegable y mouse bluetooth pequeño para completar el combo (todo cabe en una riñonera).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.